En el 2001, Iván Araujo inicia su andadura en solitario dedicándose de lleno a la pintura y al grabado siendo estas dos disciplinas las que formarán el núcleo fundamental de su producción hasta la fecha. Es en el taller donde edita su obra gráfica e investiga en profundidad las enormes posibilidades que ofrece el procesado, elaboración y estampación de matrices calcográficas combinadas con aditivas, madera y otros soportes, orientado todo ello a ediciones numeradas o la elaboración de monotipos.

Al mismo tiempo el taller reúne a diferentes artistas que de forma regular acuden a este espacio para investigar y desarrollar su propia obra en colaboración estrecha con los demás, creándose un interesante y fructífero ambiente de producción. Supone, en definitiva, un lugar de encuentro para todos aquellos que quieren expresarse a través del grabado, proponiendo un espacio de creatividad en el que cada uno desde su nivel, principiante o avanzado, investiga y desarrolla su obra disfrutando del soporte técnico que el taller le ofrece y estableciendo un interesante diálogo con su obra y con la de los demás.

Taller Iván Taller Iván
Taller Iván Taller Iván
Taller Iván Taller Iván
Taller Iván Taller Iván